viernes, 9 de septiembre de 2016

MÚSICA PARA SORDOS.

ANTHONY DE MELLO.
Yo antes estaba copletamente sordo. Y veía a la gente, de pie y dando toda clase de vueltas. Lo llamaban baile. A mí me parecía absurdo... hasta que un día oí la música. Entonces comprendí lo hermosa que era la música.

*****************************************************************************

Ahora veo la absurda conducta de los santos.
Pero sé que mi espíritu está muerto. De manera que suspendo mi juicio hasta que esté vivo. Tal vez entonces comprenda.

Veo también el disparatado comportamiento de los que aman.
Pero sé que mi corazón está muerto.
De modo que, en lugar de juzgarlos, he comenzado a orar para que un día mi corazón llegue a vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario