jueves, 10 de noviembre de 2016

LAS GRANADAS.


KHALIL GIBRÁN.

Resultado de imagen de CAMPO DE GRANADAS
Existía cierta vez un varón que poseía numerosos granados en su huerta. Y todos los otoños ponía sus granadas en charolas de plata, en el pórtico de su casa, y en las charolas colocaba letreros que él mismo confeccionaba: "Coged una granada, son gratis".

Pero las personas cruzaban su casa, y nadie agarraba ni una sola granada.

Después, el varón pensó y, al otro otoño, ya no puso las granadas en charolas de plata en el pórtico de su casa; en su lugar puso allí un letrero, en el que se leía: "Aquí tenemos las mejores grandas del país, pero se venden también más caras que las otras".

Y entonces, efectivamente, todos los varones y todas las mujeres del pueblo llegaron presurosos a comprar esas granadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario